• septiembre 22, 2022

Turismo y tren regional

Turismo y tren regional

Eduardo Verano de la Rosa

Exgobernador del Atlántico

Nadie duda del gran potencial del turismo de Colombia en especial de la Región Caribe. Por nuestras características, por nuestra gran variedad para el turismo de sol y playa, música, comida y las posibilidades para armar paquetes atractivos con nuestra Sierra Nevada, la Ciénaga Grande de Santa Marta, Río Magdalena, la Serranía del Perijá, la Mojana, las Islas del Rosario. Es una exuberante oferta.

Pero esta gran oferta sin una infraestructura adecuada no se podrá explotar. Por eso, es importante entender la dimensión y el diseño que, en buena hora, propone Findeter para el Tren de Cercanías del Caribe, que debe ser el principal apoyo para un turismo muy superior en el futuro.

Comparo nuestro entorno con el sur de la Florida, porque tuve oportunidad de visitar Naples al oeste de Miami, Florida, conectadas a través de una gran autopista la I-75, construida en línea recta, sobre los manglares de los Everglades. Es una obra de ingeniería impecable y majestuosa que cumple todas las exigencias ambientales sin afectar los flujos de agua. Permite atravesar los manglares sin alterar su fauna y flora y permite llegar al oeste de la Florida con su oferta de sol y playa, con proyectos de viviendas sencillas, muy bien dotadas, y construidas para el disfrute de la naturaleza y el turismo.

El diseño del entorno y sus servicios de información permiten encontrar la propuesta adecuada para cada turista y el desarrollo de sus intereses y actividades con facilidades para navegar por sus asombrosos canales, ciénagas y playas interconectados. Tienen una infraestructura de restaurantes, deportes, almacenes, paraíso de comidas escogidas y gente preparada y educada para atender. Hay una atractiva oferta de casas de vacaciones en alquiler, y un calendario de eventos con variedad de actividades que hacen de la estadía algo placentero.

Pero, lo fundamental que queremos destacar es que este paraíso moderno está conectado a Miami por la autopista I-75 que ya hemos mencionado, de la que resaltamos su trazado recto y rápido, sin rodeos. La distancia, entonces, se hace corta y rápida.

Contrasta este diseño con la propuesta del Tren de Cercanías en el Caribe en el tramo Barranquilla-Santa Marta, supremamente largo para eludir el Parque Natural Salamanca con la Ciénaga Grande, que es el humedal más grande e importante de Latinoamérica. El proyecto del trazado del Tren y su nueva autopista según han explicado, tiene que estar a 30 kms de los cuerpos de agua. Entonces, para rodear la Ciénaga Grande el Tren daría una enorme vuelta triplicando su recorrido. Saldría de Santa Marta hasta Ciénaga, y de Ciénaga bordearía la Ciénaga Grande hasta llegar a Fundación. Atravesaría la sabana hasta Salamina-Puerto Giraldo, y llegaría a Sabanalarga, de allí seguiría directo a Cartagena. A Barranquilla subiría por un ramal. Esta enorme vuelta lo volvería poco atractivo como de transporte rápido.

Mientras el diseño de la vía Miami-Naples es una recta total, la propuesta del Tren de Cercanías en el tramo Barranquilla-Santa Marta, pasaría primero por Fundación, lo que sería inadecuado. Si queremos atraer turismo internacional el Tren Regional debe tener un diseño más directo, eso sí, con toda la infraestructura que exige la protección de los manglares que permita un generoso intercambio de agua dulce y salada y los pasos de fauna. Lo más importante, son los flujos de agua.

Hay que proteger las 36.000 hectáreas de manglares, se deben hacer los viaductos adecuados, que ya están inventados, pero que el diseño sea el más corto y rápido. Además, es el más paisajístico por su recorrido con vista al mar.

Tomado :  Diario La República.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.