En la Sociedad Portuaria de Santa Marta, ingenieros con responsabilidad social

Para celebrar el Día del Ingeniero, la Sociedad Portuaria de Santa Marta y sus filiales hacemos un reconocimiento especial a todos los profesionales de esta área que aportan desde las diferentes ramas de la ingeniería al perfeccionamiento y optimización de los procesos en la ciudad de Santa Marta y en las operaciones portuarias, permitiendo que se puedan desarrollar con altos estándares de calidad, con eficiencia y responsabilidad social.

Así mismo, destacamos a dos becarias de la Fundación Sociedad Portuaria de Santa Marta, que han encontrado en la ingeniería sus proyectos de vida.

Esmeralda Álvarez Batiba
Estudiante de Ingeniería Pesquera

Esmeralda Álvarez Batiba, cursa séptimo semestre de Ingeniería Pesquera en la Universidad del Magdalena. Esta joven de 21 años considera que la Sociedad Portuaria, a través de la Fundación, le ha permitido cumplir el sueño de ser ingeniera y así como el Puerto transforma su vida, ella quiere transformar contextos a través de su profesión.

“La Fundación Sociedad Portuaria me brindó la oportunidad de superarme y quiero entregarle mi conocimiento como ingeniera Pesquera”, señala Esmeralda, quien al mismo tiempo resalta que su conexión con la Ingeniería radica en que esta disciplina transforma el conocimiento de las cosas en beneficio de una sociedad, y es precisamente lo que ella busca, aportar ideas innovadoras para suplir las necesidades de su comunidad.

Desde su profesión como ingeniera Pesquera, Esmeralda desea liderar un proyecto de conservación de especies marinas en el área de influencia del Puerto de Santa Marta, para aportar a la sostenibilidad de esta terminal que la apoya, a través de la Fundación, a cumplir el sueño de ella y de su familia, transformar sus vidas a través de la ingeniería.

Kelly Tejada Jiménez
Estudiante de Ingeniería Agronómica

Otra de las jóvenes que, gracias al apoyo de la Fundación Sociedad Portuaria de Santa Marta, construye a través de la educación un proyecto de vida es Kelly Tejada Jiménez, quien a sus 22 años cursa séptimo semestre de Ingeniería Agronómica en la Universidad del Magdalena.

Ella define la ingeniería como un medio transformador. “Desde el momento en que se le da solución a un problema, se está cambiando la sociedad; y eso es lo que busco a través de esta carrera que cursó gracias al Puerto de Santa Marta que, a través de su Fundación, aporta al crecimiento no solo económico de la ciudad, sino al crecimiento de jóvenes como yo”, asegura Kelly Tejada.

Al culminar el proceso de formación como ingeniera agrónoma, Kelly Tejada desea trabajar por su comunidad, materializar un proyecto sobre manejo eficiente de los recursos orgánicos y desechados de los hogares del área de influencia del Puerto, articulado con un plan de concientización sobre la importancia de los cultivos o la siembra para la supervivencia del ser humano.

La Fundación Sociedad Portuaria de Santa Marta le trasmite a los jóvenes pasión y amor por el trabajo social. “Hemos aprendido a trabajar por nuestra comunidad, apoyando las obras sociales y actividades que se realizan durante el año, siempre estamos dispuestas a colaborar”, afirma la futura ingeniera agrónoma.

Mientras exista el deseo de ayudar a los demás y de buscar soluciones a los problemas, siempre habrá ingenieros con responsabilidad social, como los que integran la familia de la Fundación y del Puerto de Santa Marta, que beneficia a 22 jóvenes con este programa educativo y hace sus sueños realidad por el desarrollo de la ciudad y el país.

 Si deseas conocer más historias como estas, sigue nuestras redes sociales: @Puertodesantamarta, @PuertodeSantaMarta y @PuertoStMarta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *