Roll On-Roll Off: ¿Por qué el clima y la ubicación de Santa Marta favorecen estas operaciones?

El Puerto de Santa Marta se ha convertido en líder en operaciones Roll On – Roll Off, es decir, en la carga y descarga de buques carreros en los muelles de la terminal marítima, procedimientos que requieren gran planificación y la intervención de un equipo altamente capacitado.

De acuerdo con la Sociedad Portuaria de Santa Marta, el tráfico de este tipo de cargas a través de la terminal marítima de la ciudad creció 30 por ciento entre 2018 y 2019, al pasar de 43.000 a 57.000 unidades.

De hecho, gracias a su eficiencia, en 2019 el Puerto de Santa Marta atendió la importación de vehículos al país con una participación del 25 por ciento en el mercado nacional, convirtiéndose en el principal lugar de transbordos para las navieras especializadas en este tipo de cargas en Colombia.

¿Pero por qué el Puerto de Santa Marta se ha convertido en un punto estratégico para operaciones Roll On-Roll Off?  Veamos algunas de las razones…

  1. Ubicación

Gracias a su ubicación geográfica, el Puerto de Santa Marta se ha convertido en un punto estratégico para la conexión del tráfico de carga rodada que parte desde Europa, Lejano Oriente y Estados Unidos, con destino a países como Ecuador, Perú y Chile.

De hecho, las instalaciones operadas por la Sociedad Portuaria de Santa Marta sirven como ‘hub’ de las grandes navieras especializadas en la movilización de vehículos, es decir, como el lugar donde se reúnen las cargas con la finalidad de ser distribuidas.

  1. Clima

El Puerto de Santa Marta, en comparación con otras terminales marítimas de la costa atlántica colombiana, posee los indicadores más bajos de humedad y salinidad, lo que permite que la incidencia de estos factores ambientales en la corrosión de vehículos sea mucho menor.

Fernando Mercado, director de carga rodada de la Sociedad Portuaria de Santa Marta, explica que la Sierra Nevada juega un papel importante en este aspecto, ya que la brisa marina se encuentra con el macizo montañoso antes de entrar a la ciudad.

“La humedad y la salinidad tienen menor incidencia en Santa Marta, esto implica que los vehículos se conservan mejor en esta ciudad-puerto en comparación con otras de la costa atlántica colombiana”, detalló.

  1. Capacidad

El Puerto de Santa Marta cuenta con la capacidad para recibir las embarcaciones de gran tamaño que transportan las cargas rodadas, experiencia en la rigurosa planificación que requieren las operaciones Roll On – Roll Off, así como el personal altamente calificado.

De hecho, la calidad y capacidad de los servicios que presta la Sociedad Portuaria de Santa Marta motivaron a dos de las más grandes líneas navieras del mundo especializadas en el manejo de este tipo de cargas, a elegir a Santa Marta como punto estratégico para el trasbordo de vehículos.

El crecimiento del manejo de carga rodada a través de Santa Marta no solo implica grandes beneficios para el puerto marítimo, sino que trae consigo desarrollo y progreso a la ciudad con la generación de empleo y oportunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *