Los gringos están felices comiendo tilapia colombiana

Los gringos están felices comiendo tilapia colombiana

Las exportaciones de tilapia aumentan a nivel global. La tilapia, conocida como mojarra en Colombia, es un pez de carne blanca y suave. Su rápido crecimiento y su disponibilidad durante todo el año la hacen asequible por su precio bajo para las familias de medianos recursos. Esto ha hecho que se vuelva el pescado preferido de muchos consumidores alrededor del mundo.

En Estados Unidos la tilapia ya llegó a ser el cuarto producto de agua con mayor consumo, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, una oficina del Departamento de Comercio de Estados Unidos. Eso la ubica entre los 15 productos con mayor crecimiento en el consumo de ese país.

La mayor demanda estadounidense ha sido abastecida en buena parte por la producción de tilapia colombiana, la cual es cada vez es más apetecida en ese mercado. Las exportaciones de tilapia fresca de Colombia a Estados Unidos pasaron de 5 toneladas, en 2016, a más de 5.800 toneladas en 2022, como se deduce de las cifras del DANE. En la tilapia congelada o fileteada se aumentó la exportación a ese país en 3.000 toneladas, pues en siete años pasó de 5.000 toneladas a 8.000.

En la actualidad, Colombia es el segundo país en exportaciones de tilapia a Estados Unidos, solo superado por China, según informa la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Esto repercute directamente en el aumento de la producción local.

Las exportaciones de tilapia sobresalen en el sector de la pesca y la acuicultura

Las exportaciones de tilapia hacia Estados Unidos crecieron de forma importante desde 2016, lo cual impulsó los ingresos del sector pesquero. Del año 2016 hacia atrás, las ventas de productos de la pesca y la acuicultura eran principalmente de truchas frescas o refrigeradas, que representaban el 86% de las exportaciones, según cálculos del Centro de Estudios del Trabajo (Cedetrabajo).

A partir de 2017, las exportaciones de tilapia ganaron participación en el mercado, hasta pasar a representar el 59% de las exportaciones del sector en los últimos años. Con ello, la tilapia colombiana viene ganando importancia en la economía colombiana y se consolida sobre otros pescados con mayor tradición.

El lunar es el valor agregado

Para la carne de pescado procesada, convertida en filetes u otros derivados, incluidos desperdicios, las exportaciones de Colombia a Estados Unidos llegaron a los 79 millones de dólares en 2022, un 24% más que las de 2021, cuando fueron de 55 millones de dólares. Más del 70% de esas exportaciones son de filetes de tilapia frescos o refrigerados, como se puede calcular a partir de datos de la DIAN.

Los filetes requieren un proceso manufacturero, pero este aporta poco valor agregado, con lo que se dejan de percibir ingresos que entrarían a fortalecer el sector. Es casi nula la exportación de productos más elaborados, como las salchichas de tilapia o los enlatados.

Asimismo, hay una oportunidad en la investigación para utilizar los desechos del proceso manufacturero, en lo cual ha habido escasos avances hasta el momento. Por ejemplo, la piel de la tilapia se puede procesar para obtener colágeno y gelatina, aptos para insumo de productos dermocosméticos. De exportar estos productos, la industria colombiana podría agregar mayor valor.

Aumentan las exportaciones de tilapia, pero no el superávit comercial

A la par con las exportaciones del sector, también han crecido las importaciones, con lo que el superávit de Colombia en este renglón se ha mantenido prácticamente invariable en una cifra cercana a los 50 millones de dólares.

A partir de los datos del DANE se concluye que la canasta de importaciones del sector se compone en un 75% de 12 productos, entre los que se destacan filetes congelados de salmón, huevas y lechas de pescados, crustáceos o moluscos, atún rallado congelado y filetes de otros pescados.

Para el caso de la carne de pescado procesada, en los últimos 12 años el país importó más de 29 mil toneladas, que incluyen el pescado convertido en filetes u otros derivados, incluidos desperdicios. En la carne de pescado procesada las importaciones pasaron de 2,6 millones de dólares, en 2011, a superar los 18 millones en los últimos años.

Producción de tilapia en Colombia

En Colombia hay más de 5.000 fincas dedicadas a la producción de tilapia o mojarra, según el Ministerio de Agricultura. El gremio de la piscicultura calcula que el 58% de los cultivos del país son de este tipo de pescado.

La principal ventaja comparativa de Colombia en este producto es la naturaleza, ya que el clima del país favorece la producción permanente durante todo el año. Pero a nivel de automatización y mecanización, países como Estados Unidos y China están aumentando la ventaja.

La producción colombiana de este pez blanco y suave se enfrenta a un aumento de la competencia y el proceso de cultivo local, aunque ha mejorado, es rudimentario y artesanal.

Tomado: portal #MásColombia


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *