• diciembre 30, 2022

China nuevamente ve en riesgo su cadena de suministro debido a últimos brotes de Covid-19

China nuevamente ve en riesgo su cadena de suministro debido a últimos brotes de Covid-19

China está compitiendo contra el tiempo para estabilizar su fuerza laboral y su producción nacional, ya que las infecciones generalizadas de Covid-19 ponen a prueba la capacidad del país para cumplir con las órdenes de envío de producto provenientes del extranjero y amenazan su estatus como el centro de fabricación más importante del mundo. Los nuevos brotes de virus han puesto nuevamente a la cadena de suministro de China en el centro de atención, lo que genera preocupación de que las interrupciones puedan debilitar la competitividad del país y acelerar los planes de diversificación entre las multinacionales, informó SCMP.

“Desde los cierres [por la política de] Covid-Cero de 2022, China básicamente ha abierto la puerta en otros países a la inversión extranjera”, dijo en una entrevista Joerg Wuttke, presidente de la Cámara de Comercio Europea en China. “En realidad, no esperamos que China le dé significado a estas bonitas palabras porque hemos estado buscando soluciones en otros lugares”, admitió, a la vez que pidió acciones concretas del gobierno para cumplir con los compromisos de reforma y apertura. “Lo que realmente tenemos que enfatizar ahora es que los hechos tienen que seguir las palabras, y tienen que predicar con el ejemplo”, dijo. “Y si eso no va a suceder, el futuro de la inversión en China se verá desafiado en muchos casos”, enfatizó.

China se encuentra ahora en un punto crítico si quiere defender su posición como el principal proveedor de mercancías del mundo. La caótica reapertura del país se produce en medio de la caída de las órdenes de compra desde el extranjero y de los pronósticos de recesión mundial el próximo año. Las principales economías occidentales también están alentando la relocalización o el posicionamiento cercano para garantizar la seguridad de la cadena de suministro.

Los formuladores de políticas en el país asiático continúan enfatizando el enorme tamaño del mercado de la nación y las capacidades de fabricación establecidas para mantener a los inversores extranjeros a bordo. Pese a ello, muchos han comenzado a explorar opciones en el sudeste asiático o India, donde los costos laborales son más bajos y las restricciones de Covid menos perjudiciales.

Corte de información

“Las interrupciones podrían ser de ida y vuelta en el próximo trimestre, pero se considera en gran medida como un factor a corto plazo”, dijo Wang Jun, director del Foro de Economistas de China.

Las autoridades chinas han dejado de publicar estimaciones oficiales de infecciones por Covid-19 o el impacto en las cadenas de suministro. Las evaluaciones internas filtradas la semana pasada indicaron que los casos podrían haber llegado a 250 millones en los primeros 20 días de diciembre y que la propagación del virus podría acelerarse.

Wang dijo que las infecciones se han extendido a ciudades pequeñas y áreas rurales, lo que reducirá la cantidad de trabajadores migrantes que regresan al trabajo después del Año Nuevo Lunar, que cae el 22 de enero. “Las cadenas de suministro de China han resistido pruebas en los últimos años”, dijo. “El ajuste oportuno de las políticas de control de Covid ayudará a mejorar su resiliencia”, proyectó.

La Comisión Nacional de Salud anunció el lunes que abandonaría la cuarentena para los viajeros entrantes a partir del 8 de enero y reanudaría gradualmente los vuelos internacionales. Anuncios bien recibidos por los inversores extranjeros.

Según la encuesta de diciembre de la Cámara de Comercio Estadounidense en China, solo el 17% de los encuestados dijo que anticipaba la interrupción de la cadena de suministro por el brote actual. “La gran mayoría es optimista de que China ahora está dando la vuelta a la esquina. Esperan volver a las operaciones comerciales normales lo antes posible”, dijo el presidente Colm Rafferty en un comunicado.

Jens Hildebrandt, director ejecutivo de la Cámara de Comercio Alemana en China, dijo que solo hay casos aislados en los que las empresas miembros han tenido que pausar las operaciones de sus fábricas. “Las cadenas de suministro aún están estresadas, las empresas alemanas esperan que la situación se normalice en febrero o marzo”, dijo.

Situación en fábricas y puertos

En paralelo, algunas autoridades costeras se esfuerzan por mantener la mayor cantidad de trabajadores posible para cumplir las órdenes de embarque. La provincia sureña de Guangdong ha iniciado una campaña de 100 días para atraer trabajadores de otras provincias. En otra provincia orientada a la exportación, Zhejiang, se han extendido los subsidios para alentar a los trabajadores a permanecer en sus fábricas durante la semana de vacaciones del Año Nuevo Lunar.

Muchas industrias han informado una menor producción, en parte debido a las infecciones, pero también a la temporada de invierno más lenta. Por ejemplo, el productor de vehículos de nueva energía BYD dijo la semana pasada que su producción de diciembre será aproximadamente un 8% más baja porque una cuarta parte de su fuerza laboral estaba infectada y tuvo que quedarse en casa.

La movilización de la carga en los principales puertos chinos, una medida clave del comercio exterior, se situó en 32,1 millones de toneladas métricas el 20 de diciembre, un 6,9 % menos que la semana anterior, según datos del Ministerio de Transporte.

Los puertos chinos manejaron alrededor de 646,7 millones de toneladas métricas de carga en los primeros 20 días de diciembre, un 5,3% menos que en los primeros 20 días de noviembre y un 0,9% menos que en el mismo período de mayo, cuando la ciudad de Shanghái estaba cerrada debido a la política sanitaria de Cero-Covid.

Exportaciones podrían disminuir

En un documento de trabajo, los investigadores del China Finance 40 Forum, basado en Beijing, dijeron que la participación de China en las exportaciones mundiales podría disminuir al 12, % este año desde más del 14 % en 2020, aunque la cifra seguirá siendo superior al 12% registrada en 2019 por ventajas tecnológicas y de costos.

Mao Zhenhua, fundador de China Chengxin Credit Rating Group, dijo que la ventaja comercial del país se ha debilitado tras los recientes brotes de virus, aunque aseguró que “china todavía disfruta de ventajas tecnológicas y de costos en los sectores manufactureros”, en un foro organizado por la Universidad Renmin de China. “Para mantener nuestra competitividad, debemos trabajar más en las relaciones diplomáticas y regionales”, indicó.

Tomado: portal  Mundo Marítimo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *