Colombia otorga beneficios arancelarios a la industria astillera para construir buques

El Gobierno Nacional firmó el Decreto 1156 del 2020 que elimina las barreras de importación de piezas de embarcaciones para promover la industria astillera y la competitividad nacional e impulsa la construcción de buques, generando cerca de 40 mil empleos directos, indirectos e inducidos en el país.  La medida también contempla beneficios arancelarios para 395 subpartidas y bienes a importar de materias primas y partes.

El Decreto está dirigido a las personas jurídicas que fabrican embarcaciones y/o sus partes, autorizando al beneficiario del Programa de Fomento para la Industria de Astilleros, a importar con franquicia o exoneración de derechos de aduana las mercancías, partes o bienes incluidos en la disposición, necesarios para los procesos de construcción de embarcaciones y/o sus bienes intermedios, para la venta en el mercado nacional o externo, es decir además de los astilleros, es extensivo a los proveedores incluidos en su cadena productiva. 

También, contemplan beneficios arancelarios para 395 subpartidas, bienes a importar de materias primas y partes, lo que permitirá a los astilleros y a las empresas, que integran la red de proveeduría, optar por este beneficio y fortalecer las cadenas productivas en condiciones más competitivas frente al mercado regional.

“Estamos dando un paso muy importante en la generación de competitividad, quedando únicamente pendiente para su implementación, la expedición de la reglamentación por parte del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo-MinCIT, así como de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales – DIAN”, afirmó la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, quien preside la Comisión Colombiana del Océano e impulsó este decreto, junto con el Comité Astilleros de la Cámara Fedemetal de la ANDI y Colombia Productiva. 

Antes de lograr esta firma, los astilleros tenían que pagar aranceles por las partes importadas para construir buques, lo que no hacía competitivo a este sector, pues resultaba más barato para un armador comprar un buque en el mercado internacional e importarlo, ya que, en este caso, no se asumían costos de aranceles o estos eran muy bajos.

En Colombia hay 50 astilleros y talleres navales; el 44% está ubicado en Cartagena. Desde la Vicepresidencia de la República se ha venido promoviendo este sector, con miras a un fortalecimiento integral. 

Por su impacto social, económico y tecnológico, la actividad astillera ha sido priorizada en las agendas de competitividad de Bolívar y Cartagena que forma parte de los Pactos por el crecimiento económico y la generación de empleo. 

“Colombia tiene todas las potencialidades para convertirse en potencia bioceánica regional; tenemos una gran apuesta por la economía azul, como uno de los ejes de la reactivación económica y, con certeza, la industria astillera será motor de la generación de empleo”, dijo la Vicepresidenta.

La meta es promover el encadenamiento productivo y la competitividad del sector. Además, se busca atraer nuevas inversiones en los sectores industriales asociados a la cadena de proveeduría de la industria astillera, que forma parte de las 10 estrategias coordinadas por la Vicepresidencia para convertir a Colombia en una potencia bioceánica, como lo establece el CONPES 3990, aprobado en marzo de este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *